Saber escribir en tercera persona es muy importante, diferentes tipos de redacción solicitan este formato, por ejemplo, la redacción académica y periodística. Pero incluso, en el ámbito web es mucho más atractivo cuando el contenido está redactado de esta forma. Por consiguiente, con un poco de práctica es posible manejarlo como todo un experto muy rápido y seguramente con esta guía lo conseguirás.

¿Qué es escribir en tercera persona?

Cuando se habla de escribir en tercera persona se refiere al uso de los pronombres de la tercera persona, es decir: el, ella, se, consigo, ellas, ellos, les, entre otros. En cambio, cuando se habla en primera persona se utiliza: yo, mi, nosotros, estamos, entre otros.

Escribir en tercera persona es mucho más profesional y menos subjetivo, además te permite dar informaciones y opiniones mucho más formal y por supuesto esto denota credibilidad y le da al lector mucha más confianza. Es por eso, que es importante conocer las ventajas y beneficios de una buena redacción para tu blog. Donde, podrás comprender a profundidad este tema y lograr los mejores objetivos.

Guía para escribir en tercera persona de forma experta

Escribir en tercera persona es mucho más sencillo de lo que parece, lo más importante es alejarse por completo de los pronombres en primera persona y cuando menos lo pienses estarás logrando un texto que se verá muy profesional.

1. No utilices los pronombres de la segunda persona tampoco

Es muy común que los escritores fácilmente se alejen de los pronombres de la primera persona, pero que se descuiden con los pronombres de la segunda persona que son: tú, usted, ustedes, entre otros. A menos que así lo quieras estos pronombres tampoco ayudan a la formalidad del texto y por el contrario, le estás hablando directamente al lector como si lo conocieras (en algunos casos esto es positivo, por ejemplo para la redacción comercial)

2. Atento al uso de plural y singular

Esta es una falla muy común, en un texto se pueden encontrar, así como diferentes pronombres, también en singular y en plural en diferentes ocasiones. Un ejemplo, muy claro de ello es el uso de la palabra gente que aunque abarca a muchas personas está en singular y al referirse se debe utilizar el pronombre esta, en vez de ellos.

3. Se el autor omnisciente

Esto quiere decir que sabes todo, pero no te involucras en la narrativa. En este caso, eres un especie de Dios que conoces cada detalle, sin formar parte de la historia. Esta es la forma más profesional y formal de escribir en tercera persona. Para lograrlo solo debes enfocarte en los hechos o personajes por sí mismos.

4. Cuida las transiciones

Ciertamente, en esos momentos de que pasas de un hecho a otro o de una información a otra es muy común que pierdas el formato que llevabas usando, por eso el uso de conectores es clave para mantener el mismo ambiente durante todo el texto. Aprender que es una transición dentro de la redacción de textos, es muy importante, ya que, de eso dependerá la fluidez de nuestro contenido.

5. Más información y menos pensamientos propios

Aunque estés de acuerdo o no con lo que escribes lo más importante es que esté bien respaldado por investigaciones o conocedores de la materia, tu opinión además de estar de más no le dará un mayor plus que algunos estudios realizados por expertos. 

Comprender bien entre una buena escritura, sus tipos de redacciones y funciones, es vital para asegurar que nuestro negocio o página web obtenga buenos resultados en internet. Es por eso, que debes tomarlo en cuenta